Test prenatal NACE, la tranquilidad que necesitás

  •      -Simple

  •      -No invasivo

  •      -Muy preciso

    ¿Sabías que a través de la extracción de una muestra de sangre podemos realizar un estudio genético para detectar determinadas anomalías en tu bebé con gran precisión y fiabilidad?


¿Qué es?

Es un test que se realiza desde la semana 10 de gestación para detectar las alteraciones cromosómicas más frecuentes sin poner en riesgo tu embarazo.

Utiliza tecnología de secuenciación  de nueva generación (NGS), que analiza el ADN fetal en sangre materna para detectar, de manera no invasiva, anomalías en los cromosomas 21, 18 y 13 (síndromes de Down, Edwards y Patau), X e Y (incluyendo test de sexo fetal en embarazos únicos).  
En casos especiales, con sospecha ecográfica de ciertas anomalías, contamos con el test “NACE ampliado 24”, que incorpora la detección de trisomías para los 24 cromosomas e identifica cinco microdeleciones relacionadas con síndromes genéticos importantes.

¿Cómo se realiza?

A través de una extracción de sangre (como si te hicieras cualquier análisis de rutina). Con esa muestra, los expertos extraen el ADN fetal (del bebé) libre circulante en el plasma materno, que es analizado a través de tecnología de secuenciación masiva y análisis bioinformáticos avanzados.

A partir de este ADN realizan el estudio.

Este test cuenta con una tasa de precisión del 99%, y no presenta riesgo de pérdida del embarazo. Además, evita el dolor de la punción abdominal.

¿Quiénes se lo pueden hacer?

Toda embarazada que desee conocer la probabilidad de tener un bebe con alguna de estas alteraciones genéticas

Y especialmente a aquellas que:

Tengan un resultado anormal en las pruebas del primer trimestre.

Hayan tenido un hijo de Síndrome de Down.

Presenten hallazgos ecográficos anómalos.

Durante un tratamiento de FIV no haya hecho un test genético de su embrión antes de ser transferido al útero.

¿Por qué hacerlo?

Para saber, con certeza, si existe la posibilidad de que tu bebé tenga alguna de las anomalías mencionadas y, en el caso de que así sea, tomar las medidas necesarias en lo que resta del embarazo, prepararte para el parto y buscar toda la ayuda e información que necesitás.

La información es la mejor manera de llevar adelante un embarazo sereno y seguro.