Inseminación Intrauterina

Introducción

La inseminación intrauterina es una técnica sumamente sencilla que se define como el depósito de espermatozoides en forma no natural en el tracto reproductivo de la mujer, en el momento próximo a la ovulación, con la finalidad de conseguir un embarazo. Se clasifica entre las Técnicas de Reproducción Asistida de Baja Complejidad ya que la unión entre óvulo y espermatozoide se realiza dentro de la trompa de Falopio.

Para la realización de esta técnica se requieren la integridad anatómica de por lo menos una trompa de Falopio y una buena concentración de espermatozoides móviles.

Indicaciones para su utilización:
• Alteraciones leves del espermograma.
• Dificultades coitales.
• Alteraciones del cuello uterino (moco cervical hostil).
• Endometriosis leve.
• Factor inmunológico con bajo título de anticuerpos.
• Alteraciones ovulatorias.
• Esterilidad sin causa aparente.

Pasos de la inseminación intrauterina

1. Estimulación de la ovulación y monitoreo ecográfico.
2. Aplicación de la HCG.
3. Recolección y preparación del semen.
4. Inseminación.

1- Estimulación de la ovulación y monitoreo ecográfico:
Numerosos estudios han llegado a la conclusión de que se obtienen mejores resultados cuando la inseminación artificial va acompañada de estimulación hormonal de la ovulación para lograr un desarrollo de varios folículos.
Se utilizan esquemas de estimulación moderados con el objetivo de evitar el desarrollo de más folículos de los deseados y así disminuir los riesgos de embarazo múltiple. Para estimular la ovulación se utiliza medicación a bajas dosis desde el día 3 ó 4 del ciclo y se efectúan controles ecográficos periódicos que tienen la doble finalidad de programar el momento de la inseminación y a su vez permitir conocer el número de folículos que presenta la mujer. Si se presentan más de 3 ó 4 folículos, generalmente se cancela el ciclo a fin de evitar los embarazos múltiples.
2- Aplicación de la HCG:
Cuando se observa que los folículos alcanzaron determinado tamaño, se aplica una inyección (HCG) que permite la maduración final y la ovulación. Por lo tanto, unas horas después de esta aplicación (más de 24 hs) se efectúa la inseminación.
3-Recolección y preparación del semen:
El esposo debe entregar una muestra de semen y el mismo se procesa para separar los espermatozoides de buena calidad por técnicas denominadas swim up, gradientes de densidad, etc.
4- Inseminación:
Estos espermatozoides se colocan por medio de una delgada cánula en la cavidad uterina. Este es un procedimiento indoloro que dura unos pocos minutos y la paciente retoma casi inmediatamente su vida normal. Es un procedimiento ambulatorio, que se puede comparar a la toma de un Papanicolaou.
Unos catorce días después de la inseminación, la paciente efectúa un análisis de subunidad beta de HCG en sangre para saber si está embarazada.

Ventajas y desventajas
La ventaja principal es que es un procedimiento sencillo, indoloro y de bajo costo. Las desventajas son los riesgos mínimos de embarazo múltiple e hiperestimulación ovárica. Otra desventaja es la variabilidad en los resultados dependiendo de las diferentes indicaciones.
Resultados:
Estos dependen fundamentalmente de la edad de la mujer y de la causa de su infertilidad, pero en forma global se puede considerar que la tasa de embarazo por ciclo es de alrededor del 13% y la tasa acumulada al cabo de 4 ciclos es del 50%.

Inseminación con semen de banco (semen de donante)
Se utiliza cuando el varón presenta enfermedades hereditarias o incapacidad para producir espermatozoides. La primera norma que rige esta técnica es el anonimato tanto de parte del donante de semen como de los pacientes que lo utilizan. Los aspirantes a donantes son sometidos a una serie de análisis antes de ser aceptados: exploración general, sangre, semen, estudio de enfermedades de transmisión sexual, evaluación genética. La elección del donante se determina según las características del varón: se elige un donante de igual grupo sanguíneo y similares características físicas. La técnica que se utiliza es la misma que en el caso de la inseminación conyugal, pero utilizando la muestra proveniente del banco de semen.