Estudio PGS


Normalmente hay 23 pares de cromosomas en cada célula humana. Pero a veces se produce un cambio en el número de cromosomas y eso se llama aneuploidía. Las aneuploidías pueden producir fallos de implantación en tratamientos de reproducción asistida, abortos espontáneos y cromosomopatías en bebés recién nacidos. Los síndromes más comunes son el síndrome de Down, síndrome de Edwards y el síndrome de Patau.

La aneuploidía generalmente no se hereda; sin embargo, la probabilidad de que un embrión sufra una anomalía cromosómica aumenta con la edad de la mamá.

PGS (Preimplantation Genetic Screening) es un análisis genético que detecta si existe alguna anomalía estructural o numérica en los cromosomas del embrión. Este análisis se realiza al embrión durante el tratamiento de Fertilización in Vitro (FIV), y permite seleccionar aquellos embriones cromosómicamente normales e incrementar las posibilidades de lograr un embarazo.


Ventajas de realizar un PGS

Incremento de la tasa de implantación, mediante la transferencia de embriones cromosómicamente normales.

Reducción de la tasa de aborto.

Aumento de probabilidades de tener un bebé sano.

Disminución en el tiempo necesario para lograr un embarazo.


¿En qué casos se recomienda este estudio?

En aquellas parejas en que la mujer es mayor de 35 años, ya que el riesgo de anomalías cromosómicas es significativamente mayor que en mujeres más jóvenes.

En parejas en que la mujer tiene antecedentes de aborto recurrente, fallos de implantación o que han tenido un embarazo anterior con una anomalía cromosómica.

En algunos casos de parejas en que el hombre posee un resultado de análisis de esperma anormal, ya que en este caso puede se puede formar un mayor porcentaje de embriones anormales.

En parejas en que el hombre tiene baja concentración de espermatozoides.

En parejas que se someterán a transferencia embrionaria única.

En parejas en que al menos uno de ellos, o ambos, son portadores de alguna enfermedad genética hereditaria o alguna anomalía cromosómica.

Después del fracaso repetido en varios ciclos de fecundación in Vitro convencional o ICSI o Falla de implantación.


¿Cómo se realiza el procedimiento?

Debido a que se trata de un estudio que se realiza en embriones, el embarazo se deberá buscar a través de una FIV (Fertilización In Vitro).

Los pasos de este procedimiento son:

1-Realizar los estudios necesarios para hacer una Fertilización in Vitro (FIV) a ambos miembros de la pareja.

2- Realizar las primeras etapas de FIV: estimulación ovárica controlada, aspiración folicular bajo anestesia, Fertilización In Vitro o ICSI (según el caso de cada pareja), desarrollo de embriones hasta día 3 ó 5.

3- Con un sistema laser de altísima precisión el equipo de Nascentis realiza la biopsia embrionaria, es decir que extrae material genético del embrión sobre el cual luego se realizará el estudio genético.

4- Se envía la muestra al Laboratorio de Estudios Avanzados en Genética, en EE.UU.

5- Se criopreserva.

6- Luego de recibir el resultado del PGS (demora aproximadamente 20 días) se programará la última etapa de la FIV: la Transferencia Embrionaria.